Produccion

 

La dinámica económica de la parroquia está marcada por su proximidad con  La Libertad y  Salinas; siendo en rigor un asentamiento urbano, de  La Libertad se provee de bienes de primera necesidad y en Salinas oferta su fuerza de trabajo no calificada en actividades de baja remuneración y que demandan poca calificación.

Constituida en  el referente de mano de obra para la población flotante de  Salinas, palidece su economía en los periodos de temporada baja, teniendo en los oficios, empleos ocasionales, el autoempleo   y en los pequeños  negocios la base de su sustento diario. 

La parroquia es reconocida en la península por las actividades de extracción de sal, la empresa Ecuasal está asentada en su territorio, tres asociaciones artesanales desarrollan ésta actividad comercializando su producción con intermediarios serranos. Es marginal la actividad agrícola que se desarrolla contigua a las albarradas de la Represa Velasco Ibarra.

La saturación y el colapso urbanístico de Salinas, ha generado la expectativa en la dirigencia de la parroquia de  constituirse  en el “centro de descanso de Salinas”, tal opción está condicionada a medidas a tomarse en el ordenamiento urbano: control de invasiones, mejores normas de convivencia, reducir inseguridad, etc., pero en el orden económico  se necesita que la población tenga acceso a las playas de Mar Bravo, dichas playas son un recurso paisajístico privilegiado,  son idóneas para deportes acuáticos,  motocrós y avistamiento de aves.